mayo 18, 2024

La historia cuenta que la imagen de la Virgen de Luján apareció milagrosamente en las afueras de la ciudad de Luján, en la provincia de Buenos Aires, Argentina, a principios del siglo XVII. Según la tradición, la imagen fue encontrada en la margen del río Luján por un lugareño llamado Joaquín García, quien la llevó a su casa. Sin embargo, la imagen desapareció misteriosamente y fue encontrada nuevamente en el mismo lugar donde inicialmente había sido hallada. Este evento se interpretó como un milagro y condujo a la construcción de un santuario en honor a la Virgen de Luján en el lugar de su aparición original.

Desde entonces, la Virgen de Luján se ha convertido en un importante símbolo religioso y un destino de peregrinación para millones de fieles católicos no solo en Argentina, sino también en América Latina y el mundo. La Basílica de Nuestra Señora de Luján, donde se encuentra la imagen de la Virgen, es un importante centro de peregrinación y devoción mariana, y atrae a numerosos visitantes y fieles que buscan rendir homenaje y pedir la intercesión de la Virgen María.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *